Tradicionalmente se ha definido el marketing mix por medio de cuatro variables que lo completaban. En la actualidad se han incluido otras, pero son cuatro las que las empresas de todo tipo han manejado durante décadas: producto, promoción, distribución y precio. El éxito de ventas y la imagen de un producto o empresa han dependido de estas cuatro variables que toda empresa debe calibrar con precisión.
• Precio: Es una de las primeras percepciones que tiene un cliente del producto que va a adquirir, además influye de manera decisiva en la decisión de compra. El precio debe ajustarse al momento del mercado, comparar precios de la competencia y fluctuar dependiendo de la época, demanda y otras muchas variables que pueden influir. Es un elemento muy importante para competir en el mercado, y al contrario de lo que piensa mucha gente, en ocasiones un precio menor no implica mayores ventas, a veces un incremento en el precio hace percibir el producto como de una mayor calidad y se consiguen más ventas.
• Producto: O servicio, lo importante es que se perciba un valor añadido, es decir, que el producto o servicio no se vea como uno más sino que sea diferente. Más allá del propio producto también se tienen en cuenta el envoltorio, packaging, atención al cliente, garantías… es decir, todo lo que rodee al propio producto. Cada aspecto que afecte al producto, por accesorio que parezca influye en la percepción de compra de un consumidor, así que en la actualidad cada aspecto es diseñado para atraer al consumidor.
• Distribución: Para que el consumidor tenga la oportunidad de adquirir un producto debe ser distribuido de manera que el público tenga la oportunidad de comprarlo. Una mala distribución puede ser la causa de que un buen producto a buen precio no se consuma. Los canales de distribución deben ser eficaces y cumplir con los plazos establecidos, así podremos controlar el envío de productos a los lugares donde nos sean útiles. Es imprescindible un estudio de mercado que nos diga donde se localizan nuestros clientes potenciales.
• Promoción: Se trata de todas aquellas acciones publicitarias y mensajes que se lanzan para darnos a conocer bien sea la propia marca o un producto determinado. Publicidad, relaciones públicas, localización de producto y todo mensaje que la empresa emita son considerados promoción.
Estas son las cuatro variables principales del marketing mix, si tienes alguna pregunta puedes escribirnos un comentario en nuestro blog.