La publicidad convencional es necesaria, desde luego, existe y seguirá existiendo por mucho tiempo, sin embargo las tácticas publicitarias novedosas aportan un valor añadido a los medios tradicionales. Estas son las desventajas de la publicidad convencional frente al marketing online y la publicidad no convencional.
• El precio es uno de los principales obstáculos en cuanto a publicidad convencional se refiere. Los precios en medios masivos son muy poco competitivos si los comparamos con internet. Una gran cantidad de espacios son necesarios para fijar un mensaje y cada espacio requiere una inversión personalizada. El feedback inmediato se hace imposible ya que estos medios son unidireccionales.
• El mercado cambia rápidamente, las oportunidades surgen y desaparecen con rapidez y los medios convencionales son poco prácticos para cambiar mensajes. Los mensajes publicitarios para medios tradicionales se elaboran con semanas de antelación, en este plazo la situación de mercado puede cambiar, así como en el período en el que la campaña esté en marcha. Cambiar una campaña tradicional supone un gran costo, sin embargo los medios no tradicionales permiten una gran adaptación a cualquier medio y situación.
• La audiencia siempre ha sido el principal objetivo de la publicidad, obviamente, sin embargo los medios tradicionales han hecho lo posible por acumular cantidades ingentes de público y ofrecérselos a sus anunciantes, pero esta táctica no siempre funciona. El ratio de mensajes perdidos en público no deseado es espectacular en medios masivos. Es verdad que si queremos construir una marca conocida por el público en general lo mejor es utilizar los medios tradicionales, sin embargo el objetivo suele ser llegar a un público determinado, sea para reforzar o para cambiar una actitud, por eso es más efectivo determinar una serie de objetivos y volcar las campañas en ellos. Los medios online permiten una segmentación del mercado casi total, algo que beneficia a la hora de llegar a la gente que realmente quieres que sea tu público.
• El mensaje publicitario tradicional debe ser impactante, concreto y preciso para contar en poco tiempo o espacio lo que se quiere contar. El mensaje es limitado y más aún si no hacemos referencias a sitios donde encontrar más información acerca de nuestra empresa y nuestros productos. Internet permite elaborar mensajes con toda la información que deseemos y hacer referencia a sitios externos donde se complete la información publicitaria.
Estas son algunas de las desventajas de la publicidad convencional, como ya hemos dicho sigue siendo muy necesaria, sin embargo hay campañas y empresas que se adaptan mejor a los nuevos medios publicitarios.