Internet ha cambiado muchas de nuestras costumbres. Una de las cosas que nunca volverá a ser igual será comprar. El comercio electrónico se ha convertido en una herramienta fundamental para adquirir artículos y servicios desde casa de manera segura.

La idea original viene de la venta por catálogo. A finales del siglo XIX  en Estados Unidos se inventó la venta por catálogo. Esta técnica llevaba los productos impresos en papel al consumidor a su propia casa. Esta técnica de marketing revolucionó la forma de comprar, por primera vez el consumidor no tenía que salir de casa para adquirir un producto.

En los años setenta surgió el dinero electrónico. La posibilidad de pagar con dinero de plástico también ayudó a preparar el terreno al comercio electrónico. Cualquier persona podía llevar todo el dinero del que disponía en una cómoda tarjeta con la que podía realizar transacciones con un número clave secreto.

Finalmente, la popularización de internet a finales del siglo XX y el desarrollo de herramientas que fomentaban y protegían la transacción de datos acabaron por conformar el mercado electrónico tal y como lo conocemos hoy.

Ventajas del comercio electrónico

  • Mejoras en la distribución. El comercio electrónico elimina intermediarios, por lo que los costes tanto para la empresa como para el comprador disminuyen. Además internet elimina fronteras, las antiguas restricciones geográficas desparecen y un producto puede viajar miles de kilómetros para llegar del almacén a su dueño.
  • Comunicaciones comerciales. Publicitariamente es un sistema muy interesante. La empresa se puede poner en contacto con sus clientes de manera fácil y rápida. De igual manera, el cliente puede emitir un feedback inmediato y fiable.
  • Los estándares universales hacen que existan sitios de confianza. Con el tiempo, el comercio por internet se ha ido convirtiendo en un sistema fiable.
  • Como la mayoría de servicios que ofrece internet, el comercio electrónico también es altamente adaptable, por lo que cada servicio se personaliza de manera que el cliente reciba un servicio totalmente pensado para él.

El comercio en línea se basa en una infraestructura de servicios comunes, infraestructura de red y servicios de comunicación, infraestructura de interfaces y lenguajes multimedia, el más usado es el HTML.

Es de prever que el uso del comercio en internet siga creciendo en las próximas décadas hasta alcanzar productos que hoy todavía escapan de su influencia.

Si necesitas información acerca de marketing online o quieres dejarnos alguna opinión acerca de este mundo, puedes hacerlo en la parte de comentarios del blog.